Preparación de la arcilla

Preparación de la arcilla

  • Paso 1

Es el primer paso para comenzar el proceso artesano. La materia prima de la que hablamos es el barro, en nuestro caso utilizamos tanto barro blanco como el rojo.

 

Dependiendo del proceso de fabricación que utilicemos (prensa, molde o torno) le daremos un tratamiento distinto para que estén más o menos tiernos.

Paso 1
Paso 2
Proceso de modelado

Proceso de modelado

  • Paso 2

Se utilizan tres procesos productivos:

 

El tradicional y ancestral torno: con el que conseguimos la forma deseada trabajando el barro con la mano y ayudándonos de los movimientos giratorios del torno,

 

La prensa: Está máquina está compuesta por un molde de hierro dividido por su mitad. En el centro de éste molde iremos introduciendo los trozos de barro. Al unir las dos mitades del molde el barro se compacta con la forma del mismo.

 

Los moldes de escayola: Con el barro ya líquido, iremos llenando los moldes uno a uno y de forma manual. Dependiendo del tamaño y del grosor que queramos darle a la pieza dejaremos que pase más o menos tiempo antes de vaciar el barro del molde. La escayola al ser un material poroso, absorbe el barro y quedará con la forma que tenga el mismo. Una vez vaciado de barro y pasado un tiempo que también dependerá de las dimensiones de la pieza que estemos elaborando, sacaremos la pieza de molde. 

 

En todos los casos, una vez terminadas las piezas, las dejaremos secar para posteriormente pasar a retocarlas una a una con una esponja humedecida y, si es necesario, una puntilla para quitarle todas las rozaduras e imperfecciones que tenga y realizarle los calados a las que lo necesitaran.

Proceso de secado y primera cocción

Proceso de secado y primera cocción

  • Paso 3

Una vez las piezas elaboradas, necesitan de días antes de poder cocerlas para eliminar toda la humedad que tengan y evitar su rotura en el horno. Ya secadas las piezas, pasaremos a meterlas en el horno por filas. Normalmente la temperatura a la que se suele hacer la primera cocción de las piezas oscila entre los 1.050-1055 grados.

Paso 3
Paso 4
Proceso de decoración y esmaltado

Proceso de decoración y esmaltado

  • Paso 4

Con las piezas ya cocidas, pasaremos a la fase de su decoración. Las herramientas que se utilizan para ello son la torneta, los pinceles y los óxidos que se necesitan para realizar los colores. 

 

Una vez la pieza decorada, pasamos a su esmaltado. Para ello bañamos la pieza es un esmalte transparente vitrificable y posteriormente limpiamos su base con una esponja húmeda para evitar que en la segunda cocción quede pegada la pieza en la placa del horno.

 

En algunas ocasiones se procede a cubrir la pieza de esmalte antes de su decoración y para ello, normalmente utilizamos la pistola de la cabina de esmaltar.

Segunda cocción

Segunda cocción

  • Paso 5

La temperatura del horno, en esta segunda cocción dependerá de los esmaltes que se hayan utilizado, pero generalmente suele oscilar entre 900 – 1.015 grados.

 

Cuando el horno haya terminado de cocer, dejaremos que las piezas se enfríen para poder pasar a revisarlas una a una y eliminar las defectuosas. Una vez realizada la supervisión terminamos con el embalaje de las mismas para prepararlas para su comercialización y venta.

Paso 5

Aviso a navegantes

Algunas de las piezas que realizamos sólo pasan por una cocción como son las piezas de terracota (barro rojo), que se elaboran sin esmaltar.